3 años sin Don Leonardo

Mi padre, Leonardo Prieto Vial, junto a Su Alteza Real Bhumibol Adulyadej (Rey de Tailandia), haciendo entrega de una donación de semillas chilenas en Chiang Mai, Tailandia en 1984. (Mi papá es el que no tiene dos cámaras colgando.)


Mientras otras personas celebran diferentes aniversarios hoy, mi familia conmemora tres años desde el fallecimiento de mi padre. Quizás sabiendo que la fecha se acercaba, mi mente me ha tenido soñando toda la semana con mi viejo.

Ayer hicimos un almuerzo familiar en Pirque, tierra natal de mi padre y todos sus hermanos, recordando a carcajadas sus innumerables historias. Realmente era un ser humano singular, que vivió una vida igual de única, teniendo más historias y aventuras al cumplir sus 30 años, de las que mucha gente realiza en una vida completa.

Aqui les dejo otro pedazo de su historia, aunque es una lástima que tengan que leerla con el puño y letra de una máquina, y no la suya (que tambien era excepcional). Esta historia ya la habia prometido en Marzo al publicar la misma foto que más abajo repito.

¡Que ganas de tener el vocabulario que tenía este hombre!

Semillas

por Leonardo Prieto Vial
Santiago, Septiembre 2000

Y heme aquí con el alma angustiada
Por todo lo que pude ser y no fui
Teniendo entre mis manos el mundo
Y sabiendo el nombre de cada golfo, de cada puerto
De cada dique, donde poder tapar la vía de agua de mis alegrías.
La vida sigue igual, con flujos y reflujos, de penas y alegrías,
Con sus mareas, corrientes y estoas, auroras, meridianas y crepúsculos, como la mar, donde transcurrieron aquellos tiempos tan felices, luego de aquella infancia dorada, que relatamos al iniciar estas lineas…

Parodiando a Borges:
“Yo fui de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida; claro que tuve momentos de alegría. Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solamente buenos momentos. Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos; no te pierdas el ahora.”

Relatemos entonces algunos de tantos “momentos felices”, que hemos tenido la satisfacción de gozar. Como en la carrera diplomática, que nos deparó el privilegio de servir a nuestro país en el exterior: España, Tailandia, Holanda, Brasil y Australia. Fueron los cinco países donde nos tocó vivir, en el más amplio sentido de la palabra, junto a Luz María mi maravillosa mujer y nuestros tres hijos adorables: María Jesús, Leonardo Arturo y Luz María, la menor, que abrió sus ojos de perla, en Madrid, hace 19 años.

Sería largo y lato detallar cada instancia de lo acontecido durante aquella época memorable. Detengámonos pues, por ahora, en algunos recuerdos del viejo Reino de Siam, hoy Tailandia, tierra de hombres libres, según la traducción literal.

Todo fue de sorpresa en sorpresa, desde que me llamó a su despacho el Embajador de Chile en España, Mariano Fontecilla, para darme una “mala noticia” según sus palabras. Dejaría de ser Cónsul General en Madrid por haber sido dispuesto mi traslado a nuestra Embajada en Tailandia.

La verdad es que ante la sorpresa del citado Embajador, y constando que no era portador de malas nuevas, en el terreno personal o familiar, solo atiné a pedir un mapamundi para revisar la ubicación geográfica exacta del referido país respecto a España, considerando de inmediato el viaje propio y de la familia, hacia el Sudeste Asiático, ya que, no era algo tan habitual, en los años ochenta, cumplir funciones diplomáticas en aquella región.

Junto con pisar tierra en Bangkok, capital del Reino y presentarme como es costumbre, ante quienes indica el Protocolo, comencé a leer para tratar de interiorizarme un poco, acerca del país donde prestaría servicios. Para darme cuenta, desde el principio, que así como nosotros sabíamos poco acerca del citado Reino, ellos no conocían siquiera de nuestra existencia en el globo terráqueo.

Manos a la obra y menos cháchara. Que para eso nos pagan y por algo nos destinan más allá del horizonte.

Libro en mano: 4.000 a.C.-1983 d.C., ni más ni menos, 6.000 años de historia, desde los tiempos de los Chao Jivit, Señores de la Vida, hasta nuestros días. Era un título coloquial y afectivo, aunque bastante curioso, en la perspectiva de los siglos transcurridos, hasta el día de hoy. El Soberano, en este caso S.M. el Rey Bhumibol Adulyadej, es la reencarnación viva de Buda, y ante él se postran de rodillas, para hablar, si es que llegasen a tener esa oportunidad, bastante escasa, si se considera que son cincuenta millones de habitantes, en un país que tiene el tamaño de Francia, aproximadamente.

Tan importante como conocer lo anterior, viene, naturalmente la búsqueda del domicilio particular, en espera del arribo familiar, tan ansiado, colegios y muy particularmente un buen chofer, pues a la hora de perderse en el tráfico, está uno realmente en aprietos, para comunicarse en el legendario idioma Thai, varias veces secular.

Pasan los días, cálidos, húmedos y nos vamos vinculando cada día más y mejor, como es menester, con la gente del lugar, “de capitán a paje”, según el refrán, es nuestra obligación primordial. De nada sirve a los intereses nacionales, codearse con los colegas del Cuerpo Diplomático, que son tan extranjeros o extraños, como nosotros, en tierras tan distantes como distintas. Vernacularmente hablando.

Llega la gran ocasión. Considerando que nada es casual, nos acercamos a un lindo club de veleros, en aquella Pattaya legendaria, donde entablamos amistad con el Príncipe Phisadej, primo hermano del Rey, por nuestro común amor a la mar. Hombre tan sencillo y encantador, como para haberle enseñado a pescar a Leo, nuestro hijo del alma, que se enteró, en el transcurso de los años de aquella gran vivencia infantil.

Vamos al grano ¿Por qué el título de “SEMILLAS”, como trujeron?

S.M. el Rey, hombre de carne y hueso, ingeniero agrónomo titulado en la Universidad de Lausanne, Suiza, pidió la colaboración a todos los miembros del Cuerpo Diplomático y Consular, para enseñarle a su gente, particularmente a aquellos, que vivían en Chiang mai, Lampun, Prae y singularmente Chiang rai, cerca de las fronteras con Birmania y Laos, como verán en el mapa, a dejar el opio, como único y principal sustento, dado su valor, en el mercado y tráfico deleznable de las drogas. Todos sus dientes negros desde la anciana abuela al más joven de los niños, según pudimos corroborar con Luz María, a quien rodeaban y trataban de tocar, por su atractiva y esbelta belleza, pese a los esfuerzos de Thawee, por apartarlos de su Khun Mai o señora.

Respondiendo a la solicitud del Rey, reunimos una serie de semillas chilenas de tomates, arvejas, zanahorias y lentejas, las que serían utilizadas para plantaciones que el propio Reino le compraria a los campesinos, al precio equivalente del opio. Para no enviarle un cajón lleno de semillas al Rey, a Luz María se le ocurrio mandar a construir un baúl en madera de Teka, tradicional de Tailandia, con una incrustación en bronce que leía “Del Pueblo de Chile, al Pueblo de Tailandia.” Al escuchar de nuestra respuesta a su pedido, S.M. el Rey me honró con una invitación a entregarle personalmente las semillas, en la localidad misma donde serían plantadas.

leonardo-prieto-bhumibol-ad.jpg

El cerrito inicial, donde se plantaron las primeras y que fuere bautizado en su oportunidad como “Cerro Chile”, en Thai “ชิลี ภูเขา”, se ha constituido hoy en vastas extensiones de terreno agrícola.

Para terminar, un simpático recuerdo.

El día que ofrecimos nuestra comida oficial de despedida, con Ministros, autoridades y amigos tailandeses, apareció de sorpresa nuestro querido Príncipe Phisadej, quien se había excusado inicialmente, bajo el pretexto de que él no podía asistir a funciones diplomáticas, pues si aceptaba una invitación, tendría que concurrir a todas de tantas acreditadas en Bangkok. Haciendo hincapié que a nuestra venia como Peter, el amigo.

Para abreviar y terminar este largo cuento corto, fue el único en usar la palabra, luego de nuestros agradecimientos por tanta hospitalidad y cariño recibidos, para decir simplemente que S.M. el Rey guardaba sus cosas personales y preciadas, a los pies de su cama y fuera del alcance de sirvientes o chambelanes, en la propia caja que contuviere las preciadas semillas que un día de Mayo llegaron desde Chile y para siempre, al histórico Reino de Siam.

Otras historias de mi padre, Leonardo Prieto Vial:
“Se secó el Sena”
“Aventura de Verdad”

36 thoughts on “3 años sin Don Leonardo”

  1. y salieron plantitas 😛
    no hablando en serio que fecha en la que te dejo tu viejo!! que fecha!!
    no podia ser otra menos emblematica para el mundo? hasta para irse lo hiso en una fecha importante!

    saludos en este dia

  2. Gracias Leito por este homenaje y por mantener tan viva la imagen del papá, ese hombre único y maravilloso quien ahora vive en nosotros. Espero que los que lean estas historias se entretengan tanto como lo hacíamos nosotros escuchandolas de su propia voz, siempre fascinados mirándolo con gran admiración… ver que mi papá era un héroe y no solo en mi vida…
    Un abrazo grande
    Tu hermana chica 😉

  3. wena leo que suerte haber estado en esas tierras sagradas y con gente tan humana y espiritual…
    tu papa … un Mahatma !

    saludos y paz

  4. Que lindo es recordar a tu padre!!! Hoy dia me levante pensando en el…… recordando su magia, es increible pero para mi tu papa era un mago, capaz de transladarnos a otras epocas, con personajes e historias increibles.
    Me acuerdo tambien cuando salia con su coche por la dehesa, muchas veces tuve el honor de subirme y recorrer ………… que manera de gozar esos intantes, que siempre los llevare adentro mio, me marcaron por que me transportaban……. era como estar viviendo un cuento…. era esa atmosfera, con tu padre vestido de epoca, que hacia que nos sintieramos verdaderas princesas………
    Besos Leo y cariños a la familia

  5. GRACIAS LEO POR DEJARNOS CONOCER UN POCO, CABE DESTACAR TÉRMINO “UN POCO” DEBIDO A LA INFINIDAD DE HISTORIAS, VIVENCIAS Y EXPERIENCIAS QUE TUVO TU PADRE.

    Q BUENO HABER PASADO EN FAMILIA RECORDANDO. MUCHA GENTE COMO YO TAMBIEN SE ESTUVO ACORDANDO DE USTEDES EL DIA DE AYER QUE ANDUVIERON POR PIRQUE (POR MAS QUE ME ENCUENTRE AL OTRO EXTREMO DEL MUNDO, ME MANTENGO INFORMADO DE TODO).

    ABRAZOS G E O R G E

  6. pa mi esta fecha tb es importante ya que se fue mi tata que era un tipo increibleee…

    que bueno tener un recuerdo tan increible de tu padre. Debio haber sido una gran persona.

  7. Buena historia “Don Leo”, que bueno poder leer estas y muchos mas cuentos de un personaje tan importante de nuestro pais como familia. Espero que sigan escribiendo mas historias, para tenerlo cada vez mas cerca. muchos cariños…

  8. Leo y Luz recuerdo el post del año pasado.

    Ahora gratamente leí tu carta a ti mismo…que muestra más de ese amor y relación con tu Padre…Estos relatos ayudan a comprender quienes y qué cosas sembraron aquello que ahora vas derramando por el Mundo…Tu voz suena siempre generosa….gracias por compartir esto con gente que no conoces…

    Un abrazo

  9. gran historia leo………no todos tienen la suerte de tener un padre como el tuyo. Me alegría saber que tu padre fue una luz para tantas personas. Gracias por compartilo con nosotros……..

  10. Como ando con los días medios cambiados, te venía a saludar por la aparición del familión en El Mercurio, donde por más que busqué a mi buen amigo Cristián Prieto Subercaseux, no lo encontré, pero pillé a varios otros Prieto disponibles. Entre ellos el señor del jockey. Y llego aquí, con la hora cambiada y colapsando de pega en esta madrugada de lunes y me encuentro con estas lindas letras de tu viejo. Y se me alegra la noche.
    Todo bien, así que un saludo doble, triple.

  11. Tres años en que Lo Barnechea está de luto. Ya no se ve ningún caballero vestido a la antigua, sumergido en un carro inglés y guiado por dos caballos. La modernidad no le incomoda, como tampoco los bocinazos de los histéricos de siempre, don Leo sigue ahí, en su viaje del tiempo, enseñándonos que de verdad todo tiempo pasado fue mejor.

    Sí pues don Leo, como dicen por ahí, los verdaderos grandes se conocen por sus frutos, y vaya usted qué enormidad de maravillas cosechó: Leito, la Luz y la Mari, mis amigos, cuasi hermanos,

    Espero que esté en el Club de la Unión del cielo, tomándose algo con sus amigos de siempre, vigilando a su tan querida familia, riendo y recordando sus viejas historias que lo hicieron ser un ser tan querido y recordado. Un abrazo don Leo!

  12. Gracias por compartir la sabiduria de tu padre Leo.
    Desde aca lejos te mando un abrazo, y a toda la familia Prieto Williamson en este dia especial. Nunca me olvidare de Concepcion, cuando estabamos con Joerg en la exposicion de tu mama. “Are these your family jewels?” asked Leonardo to Joerg…

    Nos vemos pronto Leo,
    Jose

  13. Hace un año y medio mi viejo, no sin antes pagarme la ultima mensualidad de mi carrera universitaria, salió a una comida de la empresa con sus colegas y no volvió mas. Por lo menos por sus propios medios…. mi viejo murió en la calle, no le sirvió nada de lo que tenia o lo ke soñaba tener…. tenia 51 años y varios mas por delante… su corazon le jugó una mala pasada y alcanzó a advertiselo a mi vieja.. era tarde.. las 4 de la mañana y fui a buscarlo para echarlo a un ataúd….. era la primera vez ke le devolvía la mano…. siempre fue a buscarme a los carretes a esa hora y nunca me webió, es más… siempre esperaba ansioso saber como lo habia pasado… pero esa vez.. la primera y unica vez ke lo fui a buscar de madrugada, puchas ke me kejé.. y hasta el día de hoy lo sigo haciendo.
    Un abrazo.

  14. maravilloso el relato. ciertamente es un privilegio poder toparse con personas como tu padre en la vida, y solo puedo decir que agradezco al menos poder leer notables historias postumas.
    gracias por abrir los recuerdos al resto.
    un abrazo

  15. Leo:
    Luego de leer este post (supongo que así lo llaman) terminé leyendo un homenaje que le hiciste hace algún tiempo a tu padre. Fue curioso, puesto que por lo que describes de su vida, su habilidades y cualidades, me recordó mucho a mi suegro, Max. Al igual que tu papá ambos viajaron y vivieron en muchos lugares del mundo. En el caso de mi suegro, Mexico, Alemania, España, Estados Unidos, Costa de Marfil, y varios otros lugares. Ambos eran personas muy inteligentes, preparadas y muy comunicativas. Los dos tenían una facilidad para los idiomas increible. Ambos también escribían muy bien y lograban una comunicación con la gente realmente sorprendente.
    Pero de las cualidades que más logro destacar, y me da la impresión que te pasa algo similar, es que ellos lograron estampar un sello personal y muy especial en sus hijos, para quienes siempre fueron su tesoro más preciado.
    Al recordar a mi suegro, y al ver lo que dices de tu padre, no puedo menos que pensar que fueron personas muy, pero muy especiales. Ciudadanos del mundo. Quizas fueron tantas las experiencias alrededor del planeta que miraban la vida de una manera muy singular. Parte de eso lo transmiteron a sus hijos, quienes también, por la compañía en ese peregrinar, aprendieron a ver las cosas de forma distinta. En tu caso, basta ver tu trabajo para apreciarlo. En el de mi señora, me basta verla a ella.
    Encontrar a alguien como tu papá, o mi suegro, no es fácil. Menos hoy. Creo que ese tipo de personas son una raza en extinción. Al menos me queda la satisfacción de haber conocido a uno de ellos. Así, algún día, podré contarle a mis hijos que los “caballeros” si existián.
    Saludos.

  16. Leo este tema de U2 seguramente te identificara.

    U2 – Sometimes you can’t make it on your own
    U2 – A veces no puedes lograrlo solo

    A pesar de que crees que eres muy fuerte
    Me dices y les dices a todos
    Que eres lo suficientemente dura

    No tienes que empezar una pelea
    No tienes que tener la razón siempre
    Déjame aceptar algunos de los golpes
    Por ti esta noche

    Escúchame ahora
    Necesito que sepas
    Que no tienes que pasar por eso sola

    Y eres tu cuando veo en el espejo
    Y eres tu cuando no levanto el teléfono
    A veces no puedes hacer las cosas solo

    Peleamos todo el tiempo
    Tu y yo… Está bien
    Somos la misma alma
    No necesito… Escucharte decir
    Que si no fuéramos tan parecidos
    Me querrías mucho más

    Escúchame ahora
    Necesito que sepas
    No tienes que hacer esto sola

    Y eres tu cuando veo en el espejo
    Y eres tu cuando no levanto el teléfono
    A veces no puedes hacer las cosas solo

    Y se que no hablamos
    Estoy harto de todo
    Puedes – escucharme – cuando
    Canto, eres la razón por la que canto
    Eres la razón por la que la ópera está en mi

    ¿Y dónde quedamos?
    Aun tengo que decirte
    Que una casa no es un hogar
    No me dejes aquí solo…

    Y eres tu cuando veo en el espejo
    Y por eso es difícil olvidar
    A veces no puedes hacer las cosas solo
    A veces no puedes
    Lo mejor que puedes hacer es fingir
    A veces no puedes hacer las cosas solo

  17. Un abrazo Peñi Amigo, te acompaño en este hermoso recuerdo de tu cada vez más sorprendente Padre. Te saludo en días en que mi viejita amada también pasa por trances difíciles del cuerpo y que podrían hacerla decidir abandonarlo para ir hacia planos más sutiles. Entiendo tu nostalgia que cada vez se torna más dulce con el paso del tiempo, cosa que nosotros en familia comenzaremos recién a entender. Un abrazo por tu Padre , una oración por mi Madre , cuando se tienen a grandes Maestros como guías sólo queda aprender y comprender de ellos, sobretodo el Desapego.
    Andrés.

  18. LEo,
    Gracias por compartir a tu padre con los que no tuvimos el placer de conocerlo, en serio trata de publicar más de sus “cuentos” que son parte de tu vida y que nos hacen viajar a tierras remotas y fantasear con sus palabras.

  19. Algo que yo quisisera hacer con escritos de mi padre tambien, publicarlos y hacer una buena catarsis de lo que a uno le queda despues de l muerte de alguien tan cercano a uno como un padre… Aunque ya es 19 me hubiera gustado dejar este comentario el 11…pero no se pudo… En fin una historia que seguro te arranco una sonrisa como a muchos aca que comentaron. Gracias por publicarla me ayudo a recordar a mi padre, y la verdad pocas cosas en internet me ayudan a eso… Gracias.

  20. Leo el otro dia alguien me conto una historia muy linda y me dijo que era del “papa del leo prieto” y que aparecia en tu blog, entonces la busque, y de pasadita me acorde de ti que no te veo hace muuuuuuucho asique aprovecho de mandarte miles de besos y de decirte que no se me dejaron de parar los pelos leyendo a tu papa… felicidades por tanto recuerdo lindo…

    josefa

  21. leo, que lindo lo que escribes sobre tu papa, yo lo queria mucho, siempre fue inmensamente carinoso, cada vez que nos topamos era de verdad un placer verlo, por ahi alguna vez me llamo para comentar sobre una exposicion y su analisis fue fantastico. muchos besos para ti y tus hermanas
    mgs

  22. Me gustan mucho als historias de tu papá, yo que lo tengo le deseo otras cosas a el (no me agrada).

    Espero que celebres sus cumpleaños de tu papá en familia, brindando… el fallecimiento en familia, conmemorandolo con una cena y vino…

    Saludos Leo

  23. Mi pá está aún joven, pero de seguro me identifico con vos, dado que el mío es para mí, mi héroe personal…

    Sabes viejo? Ando mucho de zapping por la web, no había encontrado un blog tan interesante, así que me lo estoy devorando para ponerme el día y seguirlo como si fuésemos harto viejos amigos…

    Sos increíble y no es de extrañar, porque de tal palo, tal astilla. Un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *