Vota por Ti

Obama - ChangeNo cabe duda que la reciente elección de Barack Obama para ser el próximo Presidente de los Estados Unidos de América es un evento histórico. Pero no me refiero a su raza ni su historia personal.

Por razones profesionales me tocó escuchar el discurso de aceptación de Obama en un hotel de Cancún. Sentado en la terraza, con las olas del Caribe de fondo, nada me distraía de lo que hablaba y como hablaba el flamante presidente electo. Su capacidad de oratoria es sobresaliente. Cautiva a su público y los tiene fijados en su persona. Nos entusiasma y motiva a ser liderados por ese personaje. Un personaje tan potente que incluso antes de ser nominado candidato, ya se había convertido en un icono popular.

Pero aunque para muchos parezca un ídolo distante, un elitista según otros, Obama logró que todos los que lo apoyaban sintieran que esta era nuestra candidatura. Este sería finalmente el gobierno de todos. La verdadera democracia.

El “gobierno de la multitud” que rezaba Platón y que nunca realmente llegó. Que todos tuvieran una voz y pudieran ser escuchados. Históricamente solo los más poderosos y privilegiados habían tenido la posibilidad y todos nos desencantamos con la política.

Pero en la campaña de Obama descubrieron la luz. Se dieron cuenta que el mundo había cambiado de la mano de la tecnología. Eliminaron los intermediarios y conectaron directamente a todos y cada uno de los que estaban interesados en apoyarlo. Les dieron una voz. Como nunca, los jóvenes, históricamente los menos interesados en política, reaccionaron en cantidades récord para participar en la posibilidad de construir un nuevo gobierno.

Crearon una comunidad en internet donde todos podían participar. La bautizaron “Mi Barack Obama” y entregaron todas las herramientas para ser parte de la campaña. Los ayudaron a coordinarse y hacer campaña voluntariamente dentro de sus comunidades.

Crearon diferentes grupos con los cuales el diverso universo humano se podía identificar personalmente. Latinos por Obama, Árabes por Obama, Homosexuales por Obama, Mujeres por Obama, Religiosos por Obama. Incluso recibió a los del bando contrario con el grupo de Republicanos por Obama. Hizo algo que nadie había hecho antes, dándole un espacio hasta a los niños menores de 12 años bajo la agrupación de Niños por Obama. Entre muchos otros.

Varias veces se ha hecho eco del capital monetario que fue capaz de recaudar gracias a su sitio web. Pero me parece mucho más interesante el capital intelectual que reunió.

En su sitio web obviamente puedes encontrar información detallada, ordenada y fácil de leer con toda su propuesta de gobierno — que puedes descargar y leer cómodamente. Pero no encontrarás ningún texto que te diga por qué debes votar por él, sólo encontrarás decenas de miles de publicaciones escritas por los mismos votantes explicando por qué ellos van a votar por él.

Si lees su Plan Tecnológico, verás que propone fomentar la neutralidad de la red, permitir el acceso a verdadera banda ancha para todos, preparar las escuelas para el futuro, y crear una democracia transparente y conectada (¡que ganas de tener un presidente así!). Pero también te invita a discutir sus ideas y proponer las tuyas.

En esos discursos donde todos lo escuchan atentamente a él, incluye esas frases de las historias y propuestas escritas por todos los demás.

La gente no se identifica con él porque sea de una minoría, tampoco lo hace porque tenga una historia de superación personal que demuestra que cualquier persona con talento y esfuerzo puede ser presidente. La gente se identifica con él porque los representa. Porque habla en nombre de todos.

Por eso mismo se mantiene cerca de todos. Antes de anunciar a los medios que había seleccionado a Joe Biden como su Vicepresidente, envió un mensaje de texto a los celulares de los cientos de miles de inscritos en su campaña. Mientras todos esperábamos ansiosamente que hiciera su discurso de aceptación al ser elegido, lo hizo sólo después de haber enviado un correo electrónico agradeciendo a todos los que participaron.

El resultado ya lo vimos. Gana con una amplia mayoría y un nivel de apoyo de la población internacional nunca antes visto.

El sitio de su campaña ya cumplió su propósito, pero todavía está totalmente funcional y todas sus herramientas siguen activas.

Pero no se detuvo ahí. A la mañana siguiente de su elección ya estaba funcionando el sitio Change.gov. Ahora que el trabajo pasó a preparar la transición del gobierno, ha creado un lugar donde no sólo te puedes informar sobre el proceso, también puedes participar. Incluso puedes postular a trabajar en su administración. Tan serio es, que declaran que la manera más “rápida y precisa” para obtener un puesto de trabajo en su equipo gubernamental es postulando a través del sitio web.

Todo indica que este nuevo nivel de cercanía y participación democrática se mantendrá y llegará directamente hasta que esté sentado en la Casa Blanca.

Al día siguiente de su elección me tocó viajar a Nueva York. A menos de 24 horas de la victoria, todavía se sentía el éxtasis en el aire. Historias de celebraciones hasta la madrugada, dónde no cabía la felicidad, llegaban de todos mis amigos y amigas. Las calles llenas de carteles luminosos, portadas de periódicos, afiches artísticos, poleras y más demostraciones diversas celebrando el resultado. Todos habíamos ganado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *