Nylon 2007

nylon-mar-2007.jpg

Esa es una pila de tarjetas SIM. Esas SIM que usan los teléfonos celulares. De izquierda a derecha tenemos una de Cingular (ahora “The New AT&T”), Vodafone, AT&T Wireless, Entel PCS, T-Mobile y otra de T-Mobile. De todas esas, las únicas que ahora funcionan son la primera, la segunda y la cuarta. Viven en una caja que saco de mi mochila cuando viajo, después de aprender de la manera difícil lo mucho que se debe evitar (eso es: a toda costa) usar tu celular con roaming. En Londres (y el resto de la Unión Europea) soy el +447818246154, y en Nueva York (y los demás Estados Unidos) soy el +16469433857. Mi sueño sería ser el +5699999XXXX en todo el mundo, pero es imposible. Si me quieren llamar mientras ando en otro país, que paguen los que me quieran contactar. Échenle la culpa a los operadores celulares.

Hace dos semanas desempolvé esa cajita, y me subí a un avión en una dirección que no tomaba hace 18 meses: Nueva York y Londres, NY-LON. Aunque para ser exacto, esta vez fue LON-NY. Primero a sorprender a mi hermana María que se graduaba en Londres con el título de Farm Manager de Agricultura Bio-dinámica. Luego a Nueva York para unas reuniones de Nuyorker, juntarme con amigos que no veía hace tiempo, un par de reuniones más, comprar películas y volar de vuelta.

Continue reading “Nylon 2007”

Paraíso Brasilero

isabel-y-leo-ilha-grande.jpg

Mi última vez en Brasil fue en 1995. 3 años antes vivía ahí, y hablaba portugués como cualquier brasileño. Pero ahora habían pasado más de 10 años, y dudaba si ese mismo idioma todavía estaba guardado adentro mio en alguna parte. Partimos con la Isabel por 10 días. Desde Río de Janeiro, partiríamos a unas islas en Angra dos Reis (el sector donde tradicionalmente vacacionabamos con mi familia, y donde me enamoré del buceo).

En Río sólo había estado una vez, brevemente, cuando muy pequeño, así que me alegraba mucho la idea de pasar un par de días en la ciudad antes de partir a la selva atlántica. Una noche en Ipanema, nos encontramos casi de casualidad con mi hermana y su novio (sabíamos que estaban en el barrio, pero como en cualquier ciudad, los barrios son gigantes). Ellos venían volviendo de su viaje, a pocas horas de tomar el avión de regreso. Una lista de consejos, nombres, lugares y precios, y ya teníamos las coordenadas perfectas para los próximos días.

Después de Río, alojamos dos noches en Vila do Abraão, el pueblo principal de Ilha Grande, que a su vez es la isla más grande de la bahía de Angra dos Reis (es grande-grande la isla). Vimos los Oscars® desde la pieza en el hotel (bravo Marty, aunque Eastwood se la merecía), disfrutamos un poco de la vida nocturna, y a la mañana siguiente ya estabamos en dirección a Ensenada das Palmas.

Ensenada, es una playa solitaria, al otro lado de la península de Abraão, a unos 50 minutos en barca. Ahí llegamos, muy bien recomendados, a una pousada tranquila llamada Cantão do Leão. “Sem agua quente, sem ventilador, sem ár-condicionado,” nos decía su dueño, Alessio Santos, un viejo de pelo blanco, piel oscura dura y arrugada, pero la vitalidad de un quinceañero, “tudo aqui é naturista!” Cuatro días y tres noches en una tranquila pousada, que sólo tenía luz eléctrica (por generador) de 7 a 10 PM. A las 11 PM estabas roncando bajo las estrellas, con el sonido de las olas reventando a lo lejos. Desde ahí caminamos un día por la selva, cruzando la isla, hasta llegar a Lopes Mendes, un paraíso de playa. Si tan sólo pasas un par de horas en esa playa, todo tu viaje hasta llegar a ella habrá valido la pena. Arena tan blanca y fina que parece harina, agua tan tibia y transparente que parece aire. Una joya de playa. El resto de los días los disfrutamos tranquilamente en Ensenada.

Nuestro transporte, una pequeña lancha de fibra de vidrio, nos pasó a buscar un día de sol radiante que apareció después de una noche con fuertes vientos. “Dígale a ella que no se asuste,” me decía Adriano, el hombre de la lancha, “van a haber olas de 2 metros cruzando hacia el continente, pero dígale a ella que no se asuste.” La Isabel estaba más tranquila que yo. Me tire un último piquero desde la lancha, y comenzamos inmediatamente el regreso. El día de sol y la tranquilidad de la bahía hacían imposible imaginar lo que él decía. 20 minutos después, habíamos salido de la bahía y estábamos entrando a cruzar el canal entre la isla y el continente. Adriano no mentía. Aunque la mayoría de las olas eran poco más de un metro de altas, habían varias de 2 metros, y nos tocó al menos un par de 3 metros. Un espectáculo magnífico, racionalmente quizás nos deberíamos haber asustado, pero el recuerdo de los días increíbles y el maravilloso día con el que contábamos, hacía imposible molestarse. Incluso si estábamos en la mitad de un mar así de picado. La pequeña lanchita de fibra de vidrio, parecía un carro de montaña rusa, excepto cuando Adriano lograba maniobrar para que la lancha surfeara la ola.

Continue reading “Paraíso Brasilero”

Viaje a Valdivia: Seminario Microempresarios

leo-en-valdivia.jpg

Cuando llegué devuelta de Nueva York a vivir a Chile hace 3 años, siempre soñé con irme a vivir algún día a Valdivia. Un sueño que todavía espero concretar algún día (si, me fascina la lluvia). Así que cuando Roberto Alarcón me envió un email invitándome a participar del Seminario de Microempresarios organizado por la Universidad Austral en Valdivia, no me demoré ni 15 minutos en responderle afirmativamente. Este año he tenido la suerte de viajar a muchos lugares increíbles, tanto dentro como fuera de Chile, y Valdivia definitivamente es uno de los favoritos. El Jardín Botánico de la Universidad Austral en Isla Teja, tiene que ser uno de los lugares más lindos de Chile (aunque las fotos que saqué no le hacen justicia), ¡y ese es el lugar donde cualquier alumno se puede ir a estudiar (o pololear)!

A diferencia de las otras charlas que he dado últimamente, esta vez tuve una holgada hora y media para exponer. Tiempo que fue dividido en 45 minutos de exposición, y otros 45 minutos de conversación y discusión que estuvieron muy entretenidos e interesantes, frente a un grupo de unas 100 personas compuestas por microempresarios, consultores y alumnos de la universidad. Hablamos principalmente de emprendimiento, de Internet y como sacarle el mejor provecho a una página web para una pequeña empresa (con especial énfasis en los blogs). Muchas gracias a Roberto Alarcón por la invitación y organizar un viaje perfecto, a Álvaro Lepori por pasearme a todos lados en su super auto (aunque no me haya dejado manejarlo), y a Ricardo Guevara y Anita Riedemann por sacrificarse y acompañarme a almorzar a Cervecería Kunstmann. Nunca había alojado en un hotel con tantas estrellas (en Valdivia casi siempre caigo muerto en alguna pensión de ultra bajo costo — con vista al Calle-Calle, eso si), aunque también le vamos a colocar un punto negro a los administradores del Hotel Villa del Río por sólo tener WiFi en el Lobby y no en las espectaculares habitaciones con vista al río. Al parecer este fue el último viaje y charla del 2006.

Leo en La Serena: 3er Congreso de Emprendedores

leo-la-serena.jpg

Fue más largo el viaje en taxi de mi oficina al aeropuerto, que el avión de Santiago a La Serena (unos 474 kilómetros). Me sorprendieron los cortos 45 minutos de viaje, tanto así que alcanzas a notar el cambio de aire. Mientras Santiago estaba con un aire pesado y denso (como de costumbre), La Serena tenia una agradable brisa fresca y liviana de atardecer. No hay mejor bienvenida.

La Universidad de La Serena estaba organizando el 3er Congreso de Emprendedores, titulado “Emprendimiento: ¿Planificación o Casualidad?”, donde me dieron 30 minutos para bombardear a los 350 asistentes con datos, claves, preguntas y algunas respuestas. Justo después de mi charla le tocó exponer a Anette Krohn de Endeavor Chile, oportunidad en la que finalmente pude entender que hacen ellos (puras cosas buenas). También tuve la oportunidad de almorzar junto a Anette y David Albala, director del premiado documental Perspecplejia y un emprendedor efervescente. Muchas gracias a Sebastián Nuñez y al resto de los organizadores por la invitación, por una producción perfecta, una increíble habitación en el Hotel La Serena Club Resort, y una de las mejores charlas que he dado este año (incluyendo un paseo por la playa y una visita a La Recova a comprar papayas!). Eso si, un punto negro para el hotel por sólo tener WiFi en el lobby.

Leo en Arequipa: Congreso Internacional de Ingenieros Comerciales

leo_en_arequipa.jpg

3 aviones, 1 bus de 5 horas, innumerables taxis, autos y furgones. Santiago-Arica-Tacna-Arequipa. 3 días y 2 noches (la primera en Arequipa, la segunda en Tacna). Así fue mi primer viaje a Perú. Invitado a dar una charla al I Congreso Internacional de Ingenieros Comerciales en la Universidad Católica de Santa Maria en Arequipa. Aunque no tengo ningún tipo de titulo universitario, en el programa aparecía como “Ingeniero Leonardo Prieto”, por lo que agradezco el nombramiento Honoris Causa del cargo. En la conferencia hablamos de los fuertes cambios que ha tenido el mundo en los últimos años. Como Internet cambia todo aún más, y como la propia Internet ha ido cambiando últimamente a medida que más gente la usa y aprovecha. Hablamos de cómo hacer un proyecto exitoso en la Web, del servicio al cliente y por qué Google pagó US$1.650.000.000 por YouTube.

Arequipa es una belleza. Rodeada de volcanes, casi todas sus construcciones están hechas con una roca volcánica blanca llamada “sillar”, por lo que también es conocida como la Ciudad Blanca. La estadía en Arequipa y la exposición en el congreso estuvieron increíbles. La organización estuvo a prueba de fallas. Gracias a Marjory Vargas por preocuparse que todo saliera perfecto, gracias a Alejandra Lewis (mi attaché) por llevarme y acompañarme a todos lados, y en especial gracias a Antonio Ríos quien se tomo un bus de 5 horas y un taxi de 1 hora para irme a recoger al aeropuerto de Arica y subirse inmediatamente después a los mismos vehículos para acompañarme hasta Arequipa. Saqué casi 400 fotos, de las cuales subí 71 a mi Flickr. (Gracias Majo, Ale, Antonio, Gigi, y Fiorella!)

Leo en Arica: Congreso de Ingenieros Comerciales

buen-viaje-arica.jpg

Voy saliendo a Arica a dar una conferencia en el Octavo Congreso Nacional e Internacional de Estudiantes de Ingeniería Comercial, por lo que voy a estar fuera de la oficina hasta el Lunes 21 de Agosto. Para los que vayan a estar presentes, mañana a las 16:15 en el Hotel Azapa Inn, voy a estar hablando del Mundo 2.0: Globalización y como Internet cambió todo. Haciendo especial énfasis en como las empresas no se han dado cuenta (lo que abre grandes oportunidades para todos los emprendedores), hablamos de porque el Servicio al Cliente es lo más importante, y como las Distribuidoras de Contenido (sellos, estudios, editoriales) todavia no saben que hacer con Internet. Todo esto obviamente con sanas dosis de banda ancha para todos.

Como de costumbre, cualquier contacto de índole profesional, porfavor contactar a Aardvark en el +56-2-6334075.

Actualización 20/08: El congreso fue un exito. Me tocó hablar justo después del Senador Pablo Longueira, lo cual me tenia un poco preocupado porque supuse que después de 1 hora y media de escuchar a un politico, las 600 personas presentes iban a querer salir a tomarse un café, pero por suerte no fue así. Fue un gran público que se mostro muy participativo e hizo interesantes preguntas. Personalmente lo pasé muy bien. Quiero aprovechar de agradecer a Hernan Nuñez, Franz Castro y al resto de los organizadores por haberme invitado y por producir un gran congreso. Aunque estuve en Arica solo por poco más de 24 horas, me escapé unos minutos a comprar unos delicisos mangos.

NYC: El Centro del Universo

leo-in-timessquare-2.jpg
photo by: mike mabes

En pocas horas más me subo a un avión rumbo a Santiago. Los últimos 9 días han estado increiblemente intensos. A las pocas horas de llegar me di cuenta que habia pasado mucho tiempo desde mi última visita. El aeropuerto JFK (en constantes renovaciones desde la primera vez que lo vi), ya tenia su primera etapa terminada y entregada al público, las autopistas hacia Manhattan tenian problablemente el doble de avisos en español que lo que yo recordaba, y Manhattan mismo estaba lleno de edificios nuevos. Lleno. Donde antes habia terrenos vacios, ahora habian nuevos rascacielos o megatiendas, y donde antes habia un edificio en construccion rodeado de viejas fabricas, ahora habia un resplandeciente edificio de departamentos rodeado de nuevos edificios en construcción. (Obviamente el edificio nuevo por fuera era una replica exacta de la fabrica que habia botado.)

Estoy muy contento de haber venido (haz click en Leer Más… si quieres ver mi cara de felicidad). Reencontrarme con amigos y revivir la experiencia de conocer y conversar con grupos de personas de todas las razas y nacionalidades. De caminar sin parar por cientos de cuadras al dia, subirme y bajarme del metro, seguir caminando como si el banco estuviese a punto de cerrar (aunque aqui cierran a las 8 pm), esquivando gente, pidiendo “excuse me” y “pardon me”, dependiendo si necesito que el guaton se corra de al frente o para disculparme por haber atropellado a una pobre ancianita. Jugando a ser un nuyorker. Ni siquiera la mitad de los que viven en Nueva York, nacieron aqui. Nueva York fue fundada por miles de razas, y a diario llegan más (y otras son inventadas). Cualquiera puede ser un nuyorker. Como dicen en Times Square, es el centro del Universo (nada de EE.UU. ni de planeta Tierra).

Si me permiten las observaciones tecnicas: en casi todo Manhattan ya reemplazaron los semaforos de transito y peatonales por LEDs, los vendedores de la Apple Store ya no parecen gente comun con ganas de ayudar, ahora son pretenciosos y prepotentes, cada vez hay más Wi-Fi (promedio 3 a 5 redes cada vez que abres el computador, con veces en que pillas 16 — que al parecer es el máximo que puede aparecer en mi menu!), y nunca me habia dado cuenta de la poca latencia que hay. Copiando 120 archivos a mi servidor en Canada por una conexion de 2 Mbit/sec, fue casi 10 veces más rapido, que desde mi conexión VTR de 1 Mbit/sec de Santiago. Los archivos mismos se demoraban lo mismo en copiarse, pero la inexistente pausa entre el envio de uno y otro, hacia parecer que mi servidor estuviese en mi mismo edificio. No solo eso, ver FayerWayer o este mismo blog, es casi instantaneo. Mejor dicho, todo Internet! Escribo una URL y en menos de un parpadeo ya aparece (excepto, obviamente, algunos servidores en Chile o America Latina). No me habia dado cuenta: en Chile tenemos una conexión internacional vergonzosa. ¿Mi Primera Banda Ancha, Pero de Verdad?

El desarrollo del “proyecto” ha estado intenso pero muy efectivo. Casi todas las tardes hemos tenido una o dos horas de reuniones con los diversos involucrados. Espero en un par de semanas poder linkearlo desde aqui. Falta poco. Aparte de eso, fui al Museo de Historia Natural (nunca lo habia visitado, soy malo para los museos, pero este es mi tipo de lugar), vi Rushmore (gracias F por la recomendación!), The Squid and The Whale, Kiss Kiss, Bang Bang y Good Night, Good Luck, mucha pizza, más de un par de verdaderas cheeseburgers y más de 40 Ice Tea Snapples de Limon. Precisamente a lo que vine.

Ahora me duermo, que quiero aprovechar las pocas horas que me quedan. Quien sabe si no vuelvo en 21 meses.

PD: Me cruce con Nick Denton (dueño de Gizmodo, Gawker, Wonkette, etc) en la calle (en la esquina de la casa de Boo Boo), pero fue tal mi sorpresa que solo atine a gritarle “Nick Denton!” y sonreirle babosamente mientras nos cruzabamos.

Continue reading “NYC: El Centro del Universo”

Once More: Leo in NYC

New York (Nov. 2005)

La última vez que estuve aqui, fue hace casi 2 años (21 meses para ser exactos). Los que me conocen, se pueden imaginar lo feliz que estoy de estar una vez más en Nueva York.

Llegue ayer despues de que mi vuelo se atrasara 4 horas y media en Miami debido a que se le pincho el neumatico al avion (!) — y despues que mis maletas llegaran a JFK y yo a La Guardia — pero lo importante es que llegue. Vine por negocios (y obviamente placer), del cual espero poder contarles noticias luego (un adelanto: los sitios de Zetacorp van a tener un hermanito nuevo). Estoy alojando en la casa de mi amigo Boo Boo (el del afro en la foto), con quien estamos montando el nuevo sitio (dije sitio? quise decir “proyecto”). Mi Flickr va a estar recibiendo fotos de vez en cuando.

For my friends in NYC: I’ll be staying until next Monday (14th of November), and my mobile phone here is 1-917-251-2594.

Aricaaaaaaaa!

aricaaaaaa.jpg

Despues de un largo dia que empezo a las 4:50 am, finalmente me consegui Internet en mi oficina aqui en Arica. Esta vez no vengo a hacer talleres de globs ni charlas. Con Alberto Precht y Jorge Dominguez vinimos por algo mucho más emocionante (lo anunciare con bombos y platillos el 1 de Noviembre cuando se lance oficialmente y con su diseño definitivo). Estaremos aqui hasta el domingo.

Taller de Blogs en Concepción

concepcion_plaza.jpg

Tal como diria mi amigo personal, Socrates de la Mirandola, fuimos a hacer un Taller de Globs a Concepción. Invitados por la Universidad de Concepción y el Diario El Sur, primero fuimos el Jueves a Chillán, donde Fernando Flores dicto una charla sobre la era que estamos viviendo y luego durante toda la jornada del Viernes, me toco dictar junto a Fernando Flores y Jorge Dominguez un Taller de Blogueo organizado por AtinaBioBio, AtinaChile y el Centro de Alumnos de Ingenieria de la UdeC.

El Taller fue todo un éxito. Casi 100 personas, ávidas de aprender y de apropiarse de la era que vivimos. En la primera parte del taller abrimos rápidamente una cuenta en Blogger y aprendemos a publicar entradas y hacer links (la mayoria de la gente es “offline”), luego nos vamos a abrir una cuenta en Bloglines y usar RSS. Pero el plato fuerte es traerles la era, de mostrarles lo que esta pasando en el mundo, de despertarlos ante la oportunidad histórica que tenemos de montar esta ola, de debatir, de escucharlos, de mostrarles que el Blog es simplemente un elemento más dentro de toda una era que esta cambiando nuestro comportamiento social y la forma en que colaboramos globalmente (esta parte es magistralmente dirigida por el Senador Flores, que me deja a mi con la boca abierta y la cabeza tambien). Al final del día, aprovechamos tambien de mostrarles otras herramientas, que las dejo aqui como links por si alguien las necesita: Technorati, Flickr, y YouTube.

Está de más decir (aunque hay muchos que han dudado de esto antes, por lo que quizás no sea tan obvio), que esta charla fue completamente gratuita, a ninguno se nos pago nada y tampoco se cobro ningun tipo de entrada. El Diario El Sur nos pago los pasajes en avión y la Universidad de Concepción se puso con el Hotel y la infraestructura. El resto, fue simplemente para tratar de convertir a Chile en un país digital. Antes de terminar quiero dejar aqui un aplauso digital para mi amigo Andrés Durán, encargado de organizar y movilizar todo esto. Gracias y felicitaciones Andrés, fue todo un éxito!

PD: Pronto habrá AtinaQuinta (Quinta Region), por lo que esperen talleres por esa zona luego.