Maida Encina (1981-2006)

maida-y-leo.jpg
Con la Maida en una fiesta que hicimos con su hermano Raimundo el 2001

Anoche se nos fue la Maida. Magdalena Encina Risopatrón. Hermana chica de Raimundo, mi mejor amigo desde el colegio, asi que tambien era mi hermana. A los 15 años le descubrieron un cáncer en la rodilla. Sarcoma sinovial dicen que se llama, un tipo de cáncer muy poco común (especialmente a su edad). 9 años y más de 30 operaciones después, el cáncer se había extendido hasta su columna vertebral y pulmón. Al final la Maida ya no queria más operaciones ni quimioterapias. Solo hizo falta un milagro.

Se nos fue a los 24 años. Más linda que nunca. Pero en estos últimos 9 años, posiblemente disfrutó la vida más que nadie. Siempre con una sonrisa gigante y una calidez igual de grande. Siempre tan linda. Siempre con una hiperactividad que era un fiel reflejo de la velocidad a la que se movía su mente. Si te echaba una broma, venia inmediatamente seguida de otras dos o tres que te dejaba arrinconado y no podias hacer más que revolcarte de la risa. Siempre tan linda. Alta y flaca, de largo pelo rubio e intensos ojos azules. Primero estudió Teatro en La Mancha, una de las escuelas más físicamente exigentes de Chile. Después se puso a estudiar Cine en la Escuela de Cine de Chile, donde incluso alcanzó a dirigir un cortometraje.

Siempre le tuve un gran amor platónico, y nos reiamos de eso. Cuando yo tenia pocos años y ella menos aún (19 y 16 respectivamente), tuve la suerte de salir con ella. Fuimos al Laberinto a ver a Illya Kuryaki and the Valderramas. Una de las noches más entretenidas de mi vida. Que mujer más linda. Tengo una increible foto de ella que me regalo el 2001 en la que escribió: “Con cariño y amor para mi gran admirador.” Hace tres meses me crucé con ella caminando por Providencia, estaba más linda que nunca. No puedo creer que ya no esté. Maida, no me olvidaré nunca que soy tu Leo Manolo (Leo porque no pololeo, y Manolo porque no estoy de pololo). Chao linda.